Los datos del SEPE revelan que uno de cada cuatro nuevos contratos son de menos de una semana 1


precariedad laboral

 

Más empleo, pero de peor calidad. La creación de empleo está dando como resultado un trabajo asalariado con unas condiciones peores que las registradas antes de la recesión. La llamada ‘flexiprecariedad’ o ‘microtemporalidad’ se caracteriza por contratos más precarios, con una alta temporalidad, a tiempo parcial e involuntario, lo que está provocando una generalización del subempleo, que a su vez es causa de una mayor desigualdad económica y social.

 

Según los datos estadísticos del SEPE, entre 2007 y 2014, las nuevas contrataciones de empleo con una duración de una semana o menos se han disparado un 43%. Tal y como informa el diario 20 Minutos, antes de la crisis, en 2007, en España se formalizaron 18,6 millones de contratos de trabajo, de los cuales unos 2,8 millones fueron con una duración máxima de una semana. Es decir, casi uno de cada siete empleos no alcanzaba los siete días de duración. Sin embargo, ahora las contrataciones cada vez son más breves: de los 16,7 millones de contratos firmados en 2014, algo más de 4 millones fueron de una semana o menos. Es decir, uno de cada cuatro nuevos empleos.

Temporales, fijos discontinuos, pluriempleados, parciales con horas extra y una flexibilidad horaria leonina… son algunas de las fórmulas que podemos encontrarnos hoy en día a la hora de firmar un contrato y que se utilizan en algunas ocasiones para restringir los derechos laborales.

empleo-temporal

 

En este post podéis encontrar algunas de esas cláusulas tipo de un contrato que pueden suponer condiciones restrictivas de derechos, al margen de la discrecionalidad empresarial. El grupo CEF Laboral-Social resume algunas de esas cláusulas que os pueden servir de orientación:

  • Jornada variable a voluntad de la empresa. Cuando la adjudicación de los turnos se efectúa por parte del empresario con una anticipación de 7 días, 24 horas…, que pueden ser menos si así lo demandan las necesidades de la empresa… El único límite es el máximo anual, así pueden realizarse más de las 8 horas diarias y 40 semanales. Se le puede requerir al trabajador que empiece dos horas antes que la hora fijada e igualmente que retrase dos horas la salida.
  • Flexibilidad máxima como condición de contratación sin garantía de empleo. En este caso al empleado se le exige que esté dispuesto a trabajar de manera flexible adaptándose a las necesidades de la empresa, pero sin garantías de que vaya a ser contratado. En este aspecto las cláusulas se parecen a las de ‘contrato a demanda’ con máxima disponibilidad y flexibilidad sin contrapartidas.
  • Distribución irregular de la jornada. La empresa puede variar de 2 a 12 horas el horario o las horas trabajadas diarias, según las necesidades de la empresa. Es un horario, e incluso, una jornada, ‘líquida’. Esta regulación contraviene lo dispuesto en el artículo 34.2 de la LET, porque la regulación de ese tipo de materias es de carácter colectivo (se adoptan mediante convenio o acuerdo colectivo) y parece exceder a la capacidad asignada por la Reforma Laboral al empresario que distribuye de manera irregular hasta un 10% de la jornada.
  • Aceptación expresa de cualquier modificación o extensión del horario y de la posibilidad que le sea asignado el trabajo en un centro de trabajo diferente del pactado en el contrato de trabajo, incluidos los del extranjero.
  • Vacaciones supeditadas a las necesidades de la empresa. Más allá de lo dispuesto en las cláusulas contractuales, en la práctica empresarial al trabajador en vacaciones se le puede llamar para que se incorpore por necesidades del servicio. Por aplicación del principio de irrenunciabilidad de derechos, algunos puntos del contrato podrían ser nulos. Hay cláusulas que son abusivas porque vinculan el contenido del contrato a la pura voluntad del empresario (cff. Por analogía el art. 82.4.a de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Los datos del SEPE revelan que uno de cada cuatro nuevos contratos son de menos de una semana

  • Angelito

    Creo que es la primera vez que veo una noticia de este tipo lanzada por la “órbita” del Ayuntamiento de Tomares. Menos mal que aún hay gente con algo de sentido crítico y dice las cosas como son: que la recuperación es para las empresas del Ibex 35.