Consejos para superar una entrevista de trabajo


Consejos_entrevista_trabajo_ADL_Tomares

Hay muchas maneras de afrontar una entrevista de trabajo y de su preparación puede depender que seamos seleccionados o no en una oferta de empleo. Aunque los hay que dejan en manos del azar el transcurso de la misma, en un intento de transmitir espontaneidad y frescura en la conversación con los seleccionadores, el alto grado de competencia que impera en cualquier puesto de trabajo nos obliga, como mínimo, a prepararnos nuestro perfil.

La Agencia de Desarrollo Local de Tomares ofrece en este articulo información sobre cómo realizar una entrevista de trabajo en un proceso de selección de personal e incluye recomendaciones para corregir errores que suelen cometerse en este tipo de pruebas.

Objetivos del entrevistador

A la hora de prepararse una entrevista de trabajo, los candidatos deben tener claro cuáles son los objetivos de los entrevistadores en un proceso de selección y qué finalidad tiene la interacción con los mismos:

  • Verificar que la información que aparece en el currículum vitae es verdadera. Lo que significa que podrán realizar preguntas que, a priori, puedan parecer obvias porque ya están incluidas en el curriculum que les hemos dado, pero que buscan una constatación de los datos adjuntos.
  • Asegurarse de que el candidato es el adecuado para el puesto que están buscando.
  • Comprobar las habilidades del candidato que añadan información sobre su perfil personal y ver si tiene las competencias adecuadas para desempeñar el puesto en cuestión.

Objetivos del entrevistado

  • La entrevista de trabajo es una oportunidad para que los candidatos puedan ‘venderse’ para el puesto, para destacar sus habilidades y cualidades que no pueden quedar reflejadas en el papel.
  • Ver cómo es el puesto que ofrecen, el lugar de trabajo, los compañeros y jefes que podrías tener, horarios, cuál es la filosofía y metodología de trabajo de la empresa, si encajas o no en el perfil que buscan, etc.

Tipos de entrevista de trabajo

Abierta / Cerrada

  • En una entrevista Abierta las preguntas que te realiza el entrevistador dan espacio para una respuesta extensa, para que cuentes con detalle lo que te están preguntando. Por ejemplo: “Dígame que ha hecho desde que terminó la carrera”.
  • En una entrevista Cerrada el candidato sólo debe responder un Sí o un No, o bien elegir entre las respuestas posibles que le ofrece el entrevistador. Por ejemplo: “¿Tienes experiencia en el sector?”

Individual / Grupal

  • La entrevista Individual es la que realiza un entrevistador a un candidato, de 1 a 1.
  • La entrevista Grupal puede ser de dos tipos: con varios candidatos o con varios entrevistadores. En el primer caso, cuando la entrevista la realizan a varios aspirantes a la vez, se evaluará el rol que adoptas en el grupo, cómo te comportas con los demás candidatos y, por tanto, cómo trabajas en equipo. En la segunda modalidad, la entrevista es guiada por varios examinadores a un sólo aspirante, lo que puede resultar intimidatorio; sin embargo tiene su lado positivo, pues no te la juegas con la opinión de un sólo entrevistador. Un consejo para la entrevista grupal con varios entrevistadores: “no te fijes sólo en uno de ellos, dirige tu mirada y tus respuestas a cada uno de ellos, porque nunca sabes cuál será el favorable a tu candidatura”.

Recomendaciones para una entrevista de trabajo

Antes de la entrevista de trabajo

  • Buscar información de la empresa.
  • Realizar una simulación de la entrevista con posibles preguntas que podrán realizarte.
  • Preparar de antemano la imagen que queremos ofrecer, la apariencia que deseamos dar acorde a la empresa y al puesto que aspiramos a desempeñar.
  • Informarnos sobre el lugar de la entrevista, ver cómo vamos a desplazarnos hasta allí, cuánto tiempo tardaremos, etc.
  • Realizar el día antes alguna actividad que nos relaje: deporte, pasear, …

Durante la entrevista de trabajo

  • Puntualidad con la hora de la entrevista.
  • Asegurarnos de apagar el móvil antes de entrar.
  • Cuidar la Comunicación Verbal y No Verbal durante la entrevista de trabajo. Más información Pincha AQUÍ
  • Si tienes dudas sobre el puesto que ofrecen, dejarlas para el final de la entrevista. Hay que dejar hablar al entrevistador, dejar que éste lleve la iniciativa.
  • No hacer preguntas sobre el salario en la primera entrevista.
  • Si nos preguntan qué salario queremos o esperamos tener, responder con un rango amplio para dar a la empresa un margen de negociación.
  • Ser coherente, no engañar ni contar nada que no sea real, evitar dar detalles que no te están preguntando.

Después de la entrevista de trabajo

  • Revisar y analizar cómo ha ido la entrevista que hemos realizado para evitar los errores cometidos en el futuro.
  •  Pensar qué cosas podemos mejorar, buscar las respuestas para aquellas preguntas que no hemos sabido responder porque podrían volver a preguntárnoslas más adelante o en otro proceso de selección.
  • Si el proceso de selección tiene una fecha de finalización determinada, debemos hacer un seguimiento de nuestra candidatura, pero sin agobiar a la empresa, sin ser insistentes.
  • Si no has sido seleccionado, pensar que hay varias razones para que no hayas sido seleccionado como candidato y que no significa que “no vales”. Como aspirante para un puesto hay variables que no podemos controlar: puede ser que no encajes con el puesto, con el grupo de trabajo o con el/la jefe que vas a tener; puede ser por cuestiones de disponibilidad horaria; o por tus habilidades o valores personales. Pero esto no significa que el entrevistador no te tenga en cuenta para otros puestos en un futuro en el que sí podrías encajar.

Preguntas trampa

A continuación te recomendamos este vídeo de dos minutos de duración de ‘Expansión’ que lanza algunas de las preguntas trampa que te pueden hacer en una entrevista de trabajo. Comienza con “Háblame de una situación en la que no actuaste correctamente y qué aprendiste de ello”.

 

 

Y un último consejo: “En una entrevista de trabajo tienes que dar lo mejor de ti”